Una cocina abierta al salón que armoniza con lo clásico

¿Qué quería el cliente? 

El principal requisito de nuestro cliente fue obtener una cocina abierta al salón, totalmente equipada y, sobre todo, que jugara a favor del estilo clásico que tenía el resto de la estancia.

 

¿Qué propusimos?

El mobiliario de corte clásico con el cual debía compartir espacio la nueva cocina, fue nuestro punto de partida para el diseño.

Vamos a imaginar el espacio con el que nos encontramos. Visualicemos un piso clásico del barrio de Salamanca, Madrid. El salón está caracterizado por muebles de madera maciza, grandes butacones y objetos decorativos con mucha personalidad.  Por lo que, el mobiliario de la cocina no debía restar protagonismo al resto de los elementos existentes, sino más bien, como en la Gestalt, la suma de todas las partes debe siempre aportar más que la suma individual.  

De encontrarse con este proyecto, ¿qué tipo de muebles y acabados usarían? Para nosotros el modelo LISSE era nuestra mejor elección, por ser la más minimalista. Y de esta forma, mantener el protagonismo de los muebles y demás elementos decorativos que ya coexistían en el espacio.  

Llegó el día de la presentación y ofrecimos muebles con frentes de 13 mm totalmente lisos, lacados en blanco, con un tacto sedoso y sin tiradores. Todo con la finalidad de aportar la neutralidad necesaria para el espacio, junto a la sensación inigualable de la laca ¿Y qué creen? ¡Toda una propuesta ganadora!

 

¿Cómo fue el proceso de diseño? 

La vivienda, ubicada en uno de los barrios más conocidos de Madrid, requería de una reforma integral. El nuevo propietario buscaba una nueva distribución que respondiera a sus necesidades e integrar la cocina al salón era uno de los requisitos indispensables.

El espacio destinado a la cocina, era de 6 metros cuadrados, aunque no era muy grande, permitía cumplir con los deseos de nuestro cliente. La distribución de la misma se planteó en forma de U con península.

Comenzamos con la zona de columnas. Lo primero que encontramos al acceder a la cocina es un frigorífico totalmente integrado. Esta columna posee un hueco de almacenamiento justo sobre la nevera. Inmediatamente después encontramos la columna de lavandería, con un ancho y fondo especial de 70 cm, nos permite “esconder” lavadora y secadora. Además de dos estantes para colocar productos de limpieza u otros enseres.

Para finalizar esta zona, se diseñó una columna porta provisiones con 5 cajones interiores que permiten alcanzar con facilidad todo lo que guardemos en su interior. Si bien por necesidades de diseño, apenas cuenta con 30 cm de anchura, su capacidad interior es sorprendente.

Para la apertura de las columnas se eligió un tirador en forma de uñero vertical, manteniendo así la homogeneidad de las puertas.

La cocina continúa con una zona de muebles altos hasta el techo, destinados al almacenamiento de enseres y alimentos, y bajos. Guardando así, la simetría de líneas. Todos los muebles altos se han equipado con un perfil de iluminación LED para aportar luminosidad a la encimera.

Como detalle, bajo los muebles altos, se dispuso un carril con tomas de corriente para pequeños electrodomésticos e iluminación LED en toda su longitud. Este carril permite colocar nuestro amados accesorios de SANTOS, tales como: cuchillero, estantes, portarrollos…

En la zona de muebles bajos, diseñada como zona de aguas, se integró el lavavajillas de 45 cm. Siendo este más que suficiente para las necesidades de su propietario. Junto a él, un mueble porta-fregadero con dos gavetas extraíbles construido íntegramente con un tablero marino, que a su vez dispone de cubos para residuos.

Por último, el frente que separa la cocina del salón, a modo de península, se destinó a la zona de cocción. Dos muebles con gavetas de gran capacidad  y un cajón interior, que incluyen sendos cuberteros, flanquean el portaplaca. Aunque cada vez es menos habitual, bajo la placa se ubicó el horno.

Todos los muebles bajos se abren mediante el sistema de apertura “Gola”, también conocido como uñero, horizontal.

Para la encimera, continuando con la neutralidad de tonos, nos decantamos por una marca, SILESTONE en color Blanco Zeus, en su formato de 12 mm de grosor, aportando ligereza al conjunto, que en la zona de península se prolongó hacia el salón creando una barra para desayunos o comidas informales.

La zona de aguas, entre muebles bajos y altos también se protegió con el mismo material  creando una zona totalmente aséptica y de fácil limpieza. 

 

Objetivo cumplido. Un proyecto del que nos sentimos muy orgullosos. Y a ustedes, ¿cómo les gustaría su cocina Santos? 

MODELOLISSE
ACABADOLacado Seda Mate
COLORBlanco SM
APERTURADoble Gola Line
ENCIMERASILESTONE Blanco Zeus Suede 1,2 cm
TRASERASILESTONE Blanco Zeus Suede 1,2 cm
DISTRIBUCIÓNDos frentes en “L” más península
TIPO DE VIVIENDAPiso
SITUACIÓNBarrio Salamanca, Madrid
ELECTRODOMÉSTICOSSIEMENS
Placa de 60cm, Horno de 60cm, Lavadora, Secadora,
Frigorífico integrado, Lavavajillas integrado
GUTMAN Campana Techo
IMAGENFotografía

Reserva tu cita

PARA ESTAR MÁS CERCA DE LA COCINA DE TUS SUEÑOS

Esta cita será nuestro primer contacto con vuestro proyecto, nos contaréis qué tenéis en mente, cuáles son vuestras necesidades para este espacio, qué estilo os imagináis, y todos los detalles que sean importantes para lograr hacer vuestra cocina perfecta.

¿Dónde estamos?
Llamar
Descargar catálogo